lunes, 31 de octubre de 2016

"Mi hijo no sabe jugar solo": Deja de entretener a tu hijo (en tres pasos) de Janet Lansbury

0 comentarios
Es una consulta muy frecuente: "Mi hijo no sabe jugar solo, me requiere todo el rato ¡y yo necesito hacer otras cosas! ¿Cómo puedo hacer para que se entretenga solo aunque sea un ratito?" 

Mucha gente encuentra la solución a esto poniéndole dibujos. La poderosa atracción de la pantalla hace que sea suficiente. Pero tal vez estamos intentando reducir el tiempo que pasa nuestro hijo frente a la pantalla. Tal vez preferiríamos que estuviera ocupando su tiempo en actividades más productivas y creativas. Otros prefieren hacer al bebé partícipes de las tareas, que es una idea estupenda, especialmente si no tienes prisa. Pero a veces preferiríamos poder hacer lo que sea a nuestro ritmo y agradeceríamos que el peque quisiera quedaré jugando aunque fuera media hora.

Lo ideal sería prevenir desde bebés y evitar caer en "la trampa del entretenimiento" como lo llama Janet Lansbury, siendo conscientes de que los bebés no se aburren y que si les damos la oportunidad son capaces de desarrollar amplísimos periodos de concentración y de juego independiente. Pero si nos encontramos en el aquí y ahora de un niño pequeño que no sabe entretenerse solo y nos reclama para todo, ¿qué podemos hacer?

viernes, 28 de octubre de 2016

Mis Mantras de Crianza Favoritos

2 comentarios
Hoy os traigo un regalo muy especial que os he preparado con un poco de retraso.
Había pensado en hacer algún sorteo o algo así cuando la página de Facebook llegara a los 1000 seguidores, pero al final me pareció complicado y lo dejé. Así que se me ha ocurrido prepararos algo de lo que os podáis beneficiar todos. He preparado un pdf con los mejores mantras de crianza. Frases cortas para tenerlas siempre presente, podéis incluso imprimirlas y repartirlas por la casa, o haceros vuestra propia versión casera. En el pdf podéis encontrar todas estas fotos que os dejo aquí, más una versión solo texto (en bonito) por si preferís la frase sin imágenes. 

jueves, 27 de octubre de 2016

La alternativa al "rincón de pensar" o "tiempo fuera" (Time out)

7 comentarios
El rincón o la sillita de pensar es una estrategia de disciplina conductivista que se hizo muy popular en España de la mano del programa Super Nanny, aunque imagino que ya se usaba con anterioridad. El rincón de pensar consiste en que cuando el pequeño, de cualquier edad, hace algo que no debe (tirar un juguete, pegar a su hermano... lo que fuera) se le castiga en una silla o un rincón apartado donde estar solo durante tanto tiempo como edad tenga: un minuto por año de edad. Recuerdo haber visto en el programa utilizar la silla de pensar con un niño de dos años. En principio parece una herramienta de disciplina bastante "benévola" porque al fin y al cabo un castigo de dos minutos no parece gran cosa, pero, sinceramente ¿qué se supone que tiene que pensar o reflexionar un niño de esa edad? ¿qué es lo que enseña realmente esa herramienta? y lo que es más importante ¿hay alguna alternativa?

lunes, 24 de octubre de 2016

Estrategia: Facilita la transición a otra actividad ¡Conectando!

0 comentarios
Los que tenéis niños que ya no son bebés sabéis lo difícil que resultan a veces las transiciones. Me refiero a esos momentos en los que nuestros hijos están enfrascados en algo y nos toca avisarles de que hay que pasar a hacer otra cosa. Están en el parque y hay que irse a casa, están jugando en su cuarto y es hora de cenar, están viendo la tele y es hora de bañarse... Os hacéis una idea, ¿verdad? Estas transiciones son muchas veces fuente de conflictos y de enfados, y a menudo nos hace temerlas. Más de una vez he visto a mi hijo pasándoselo genial y he ido retrasando el momento de irnos lo máximo posible, y cuando no lo podía retrasar más me he dicho a mí misma, "uff, verás ahora la que me monta." Esto es hasta que descubrí la estrategia que os traigo hoy y que es tan sencilla como eficaz. De momento llevo unos días probándola específicamente con la idea de escribir esta entrada contándooslo y tengo que decir que ¡funciona!

jueves, 20 de octubre de 2016

Por qué las madres se acuestan tarde

3 comentarios
La entrada de hoy quiero dedicársela a mi madre. Desde que tengo memoria mi madre se ha ido a la cama tarde. Tardísimo. A veces a las 3 de la mañana, incluso. Y luego por la mañana le costaba la misma vida levantarse. Desde que tengo memoria nos hemos metido con ella por irse a dormir tan tarde y luego morirse de sueño durante el día. Alguna vez, ya de mayor, nos dijo que era porque le encantaba la sensación de la casa en silencio, cuando ya todas estábamos acostadas. Nosotras somos tres hermanas, yo soy la mayor, mis hermanas son mellizas, y nos llevamos 16 meses. Así que mi madre se encontró con tres bebés a la vez. No me extraña que el silencio fuera para ella una sensación maravillosa...

lunes, 17 de octubre de 2016

"Mis padres me pegan lo normal"

3 comentarios
En 2001 el doctor Miguel Lorente Acosta publicó un libro sobre el drama de los malos tratos titulado "Mi marido me pega lo normal". La frase, según cuenta, se la había dicho una paciente con la cara amoratada cuando le preguntaron si su marido la maltrataba. La prensa alabó mucho el título de la obra porque ponía en relieve lo que entonces todavía existía: la normalización del maltrato a la mujer. En la época en la que se publicó el libro, la sensibilización sobre el tema del maltrato a la mujer estaba en aumento, pero durante la década anterior una gran parte de la sociedad española seguía viendo la violencia doméstica como algo normal, algo privado. 


viernes, 14 de octubre de 2016

"Sin castigos" no significa "sin consecuencias".

9 comentarios
Dice el Juez de menores Emilio Calatayud que que alguien le diga cómo se puede educar sin cachetes. Dice también que no hay término medio en esta sociedad, que pasamos del educar "porque yo lo digo" a la más total permisividad. Dejando de lado lo tristísimo que me parece las declaraciones de un juez que se hizo famoso porque sus sentencias, en lugar de ser punitivas, iban a dirigidas a resolver la causa base de la delincuencia juvenil en muchos casos (la falta de formación y de expectativa de futuro), me gustaría que los que me leéis supierais que sí existe el término medio. Todo mi blog está dirigido precisamente a enseñar que sí hay término medio, que se puede educar con límites y sin violencia. Es más, incluso se puede educar con límites y sin castigos. Porque ninguna de las dos cosas resuelve nada, y a la larga corremos el riesgo de crear más problemas de los que teníamos. Pero hay que tener claro una cosa:


"SIN CASTIGOS" 


NO SIGNIFICA 


"SIN CONSECUENCIAS"

jueves, 13 de octubre de 2016

"Nos levanta la mano, es muy exigente y no nos hace caso."

0 comentarios
Hoy os traigo un nuevo Supuesto Práctico de Crianza con la idea de que veamos qué haríamos nosotros en este caso. Esta vez una mami pide ayuda porque su peque de 5 años les levanta la mano, no les hace caso cuando le piden que haga algo y a su vez es muy exigente e impaciente.

Como siempre en los Supuestos Prácticos, se trata de ponernos en situación y de reflexionar sobre cómo actuaríamos desde la perspectiva de la disciplina positiva y la crianza respetuosa. Está prohibido tanto juzgar las acciones de los padres como por supuesto la de los niños. Veamos el mensaje en concreto:

jueves, 6 de octubre de 2016

Casos reales de accidentes con sillas a contramarcha

0 comentarios
En el post anterior os hablé del peligro que supone viajar en una silla a favor de la marcha para un niño menor de 4 años. Sé que mucha gente prefirió no leerlo. Sé que el post hizo que más de uno dejara de seguirme por las redes, incluso sé que hay quien directamente pidió a Facebook que ocultara la publicación. Entiendo el miedo que causa, especialmente si tu hijo ya tiene una silla a favor de la marcha y por los motivos que sean no tienes intención de cambiarlo a una silla a contramarcha.

Por eso esta vez he querido traer un post un poco más positivo. En lugar de enfocar en el peligro de las sillas a favor de la marcha nos vamos a enfocar en la seguridad de las sillas a contramarcha.

lunes, 3 de octubre de 2016

Todo lo que necesitas saber sobre las sillas a contramarcha.

6 comentarios
¿Alguna vez se te pasaría por la cabeza que sería buena idea saltar con un paracaídas atado al cuello? Por supuesto que no. Parece de sentido común, ¿verdad? Al saltar, la fuerza de la gravedad tiraría de nuestro cuerpo hacia abajo, y la fuerza del paracaídas tiraría de nuestro cuello hacia arriba. ¿Evitaría que nos estampáramos contra el suelo? Seguro que sí. Pero el precio a esa "sujeción"sería un cuello roto. Lo mismo sucede con las sillas a favor de la marcha. Están diseñadas para retener al niño, para que en caso de colisión, este no salga despedido del coche y golpee con las partes duras del mismo o directamente reviente la luna con la cabeza y termine en la carretera. Pero el precio a esa sujeción es una lesión en el cuello, casi siempre grave y en muchas ocasiones mortal. Las leyes de la física son las mismas que con el paracaídas. La silla sujeta el cuerpo, pero la inercia lanza la cabeza hacia adelante con la misma velocidad a la que iba el coche. El cuello de los adultos se resiente siempre. El de los niños, directamente no lo resiste. Las sillas a favor de la marcha sujetan, pero no protegen.

Las sillas a contramarcha son un tema que apareció en mi vida por casualidad hace un poco más de dos años. Creo recordar que fue por casualidad, un comentario en un grupo de facebook que hablaba de ellas como de pasada. Me puse a investigar y descubrí todo un mundo que no conocía. Hasta ese momento estaba convencida de que las sillas del coche eran todas más o menos iguales. Y me había pasado por la cabeza comprar una de esas tan baratitas del Carrefour, una que fuera grupo 1-2-3 que ya le durara para siempre. En ese momento el peque estaba usando un grupo 0+ que me había prestado mi hermana. Una vez que leí todo lo que encontraba sobre el tema, y que vi todos los videos de los crash tests que comparaban las sillas a favor de la marcha con las que van a contramarcha, lo tuve clarísimo: Mi hijo iría a contramarcha todo el tiempo que fuera posible. Y entonces empecé a hacer lo que hacemos todos cuando descubrimos algo importante que pone en peligro a la vida de los hijos de la gente: CONTARLO A LOS CUATRO VIENTOS.

¡No te pierdas nada! ¡Suscríbete!

Suscríbete al boletín para recibir lo último en tu correo electrónico

 

Mis artículos de crianza favoritos Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template