lunes, 31 de octubre de 2016

"Mi hijo no sabe jugar solo": Deja de entretener a tu hijo (en tres pasos) de Janet Lansbury

Es una consulta muy frecuente: "Mi hijo no sabe jugar solo, me requiere todo el rato ¡y yo necesito hacer otras cosas! ¿Cómo puedo hacer para que se entretenga solo aunque sea un ratito?" 

Mucha gente encuentra la solución a esto poniéndole dibujos. La poderosa atracción de la pantalla hace que sea suficiente. Pero tal vez estamos intentando reducir el tiempo que pasa nuestro hijo frente a la pantalla. Tal vez preferiríamos que estuviera ocupando su tiempo en actividades más productivas y creativas. Otros prefieren hacer al bebé partícipes de las tareas, que es una idea estupenda, especialmente si no tienes prisa. Pero a veces preferiríamos poder hacer lo que sea a nuestro ritmo y agradeceríamos que el peque quisiera quedaré jugando aunque fuera media hora.

Lo ideal sería prevenir desde bebés y evitar caer en "la trampa del entretenimiento" como lo llama Janet Lansbury, siendo conscientes de que los bebés no se aburren y que si les damos la oportunidad son capaces de desarrollar amplísimos periodos de concentración y de juego independiente. Pero si nos encontramos en el aquí y ahora de un niño pequeño que no sabe entretenerse solo y nos reclama para todo, ¿qué podemos hacer?



La respuesta está en el artículo que os traigo hoy. Es un artículo de Janet Lansbury titulado Stop Entertaining Your Toddler (in three steps). Como siempre, es mi propia traducción, así que disculpad los posibles errores. Espero que al menos no dificulten mucho la lectura y que os resulte útil.

*******
Deja de entretener a tu hijo (en tres pasos)

"¿Cómo puedo conseguir que mi hijo 2,5 años sea más independiente? Él es mi compañero, hacemos recados juntos y nos lo pasamos muy bien. Dicho esto, parece incapaz de hacer nada sin mí a su lado, y honestamente, puede ser un poco frustrante. ¿Estoy pidiendo demasiado de él en su etapa de desarrollo? "

Me agacho a su nivel y le digo que mamá tiene que trabajar un poco y que es su tiempo para jugar, y que cuando termine podré jugar con él. Él parece llegar a un punto en el que está desesperado por que lo atienda y está continuamente preguntando por qué no puedo jugar, o diciendo "mamá juega conmigo, mamá ¿cuándo puedes jugar?, etc." Casi me siento como si nos estuviéramos dirigiendo a un enfoque de amor duro, donde voy a tener que imponer un "tiempo de juego independiente" cada día para que con el tiempo aprenda a jugar solo. - Mamá Preocupada

Ah, la trampa de entretenimiento. Es tan fácil para los padres cariñosos caer en ella, sobre todo con el primer hijo. Sin duda yo habría ido por esta ruta si mi bebé no me hubiera enviado un mensaje profundo y fundamental en nuestra primera clase juntas de Orientación RIE para Padres y Bebés.

Durante los tres primeros meses de la vida de mi hija, había estado entreteniéndola sin parar, asumiendo que era mi deber ocuparla y capturar todo el rato su atención con mi actividad mientras ella participaba de forma pasiva (que es todo lo que yo creía que ella podía hacer). Entonces, siguiendo la sugerencia de mi instructora RIE, la puse tumbada de espaldas sobre una manta en el suelo ... y para mi asombro se quedó allí perfectamente tranquila y contenta durante las dos horas que duraba la clase.

El mensaje de mi hija no podría haber sido más cristalino: Por favor deja de mantener mi mente tan ocupada, mamá. Necesito un poco de tiempo para pensar.

Dar ese paso gigante hacia atrás para observar a mi bebé era el billete a una aventura emocionante, porque entonces fui capaz de comenzar a conocer y a disfrutar de mi hija, y al mismo tiempo fui testigo de los beneficios físicos, cognitivos, creativos y terapéuticos de su juego.

Pero incluso aunque sepamos que debemos confiar en que nuestros bebés son aprendices capaces y activos y que debemos permitirles un cierto tiempo para "estar", los primeros años de vida presentan todo un nuevo reto. Los niños pequeños están en el proceso de obtener independencia y de descubrir su poder. Se supone que deben seguir presionando hasta que encuentran nuestros límites - probar qué es lo que hace falta para hacernos saltar y cómo de alto. Esto no es ser "malo" - simplemente están haciendo su trabajo.

A primera vista, las demandas apropiadas para la edad de nuestro niño podría llevarnos a la conclusión, "Es obvio que mi hijo me necesita desesperadamente y ¡no puede jugar solo!" Como padres, podemos también ser reticentes a afirmar nuestras propias necesidades y deseos, porque queremos evitar enfrentarnos a las fuertes emociones de nuestro hijo. De cualquier manera, podemos llegar a causar que nuestros hijos "desaprendan" como jugar.

Aquí tenéis algunos pasos clave para liberar a los niños (y a nosotros mismos) de las dependencias para jugar y entretenerse:

1. Aprende una manera menos intrusiva de jugar juntos.

Hecho poco conocido: cuando nos sentamos en silencio y una actitud pasiva, pero receptiva y atenta a nuestros hijos mientras juegan, se sienten tan nutridos por nuestra compañía (si no más) como cuando estamos activamente involucrados. Es una experiencia profundamente validante para los niños sentir que son capaces de mantener nuestro interés sin tener que pedir o trabajar por ello. Sin necesidad de palabras de elogio, nuestro aprecio es palpable.

Cuando los adultos juegan con los niños en el sentido convencional, casi siempre terminamos dirigiendo, dominando, o al menos alterando de alguna forma el curso de acción. Los niños tienden a volverse "adictos" a nuestra participación, lo que hace su transición a jugar solo un concepto más difícil, casi desconocido.

Aprender a ser un "apoyo" en su juego en lugar de compañero de juegos requiere práctica, implica la observación sensible, apertura de mente, aceptación y, sobre todo, la moderación (especialmente para aquellos más inclinados a hacer que a mirar). Pero una vez que tengamos esto controlado, es una experiencia increíblemente relajante y satisfactoria, casi Zen.

¿Cuándo y cómo debemos responder a fin de no interrumpir el juego autodirigido?
Simplemente según la actitud de nuestros hijos, dejando que sean ellos quienes nos pidan que participemos de alguna forma, que normalmente lo hacen mirándonos o expresándose verbalmente. A continuación responderíamos mediante la narración o "sportscasting" de manera breve.

Por ejemplo, digamos que nuestro hijo está apilando bloques y los bloques se caen. Si ella no nos mira, es mejor no decir nada o ni asumir que ha sido un problema. Si ella nos mira, o tal vez la oímos gruñir un poco, entonces podríamos narrar (o "sportscast"): "Lo he visto. Cuando intentaste poner el bloque rojo arriba, los verdes y azules se cayeron".
¿Y si mi hijo pide ayuda?

Nunca digas que no a una petición de ayuda, pero haz muchas preguntas y ayuda lo menos posible. Usando el ejemplo de torre de bloques, puedes acercarte a tu niño y preguntar, "¿Qué estás intentado hacer?"

"Quiero hacer una torre."

"Tienes los bloques azules y amarillas apiladas aquí, ¿qué bloque quieres usar ahora?"

"Ese."

"Vale, entonces vamos a ver cómo colocas ese verde encima del amarillo..."

Por lo general, este tipo de apoyo es toda la ayuda que los niños necesitan.

2. Establece límites con confianza, honestidad y respeto.

"Casi me siento como si estuviéramos llegando a un enfoque de amor duro, donde voy a tener que imponer un tiempo de juego independiente cada día para que con el tiempo aprenda a jugar solo."

Incluso aunque fuera posible forzar el juego independiente, eso iría en contra de todo propósito. El juego no es juego a menos que sea una elección. Pero depende de nosotros el abandonar nuestro trabajo como director de entretenimiento, conseguir hacer nuestras tareas, etc., y desde luego no veo esto como "amor duro". El niño que se queja, "Mamá juega conmigo, mamá cuando vas a poder jugar", sólo está haciendo su trabajo, buscando una respuesta directa de nosotros acerca de nuestros límites. A cambio, nuestro papel consiste en:

Ser claro - proyecta confianza: "Voy a hacer algunas cosas en la cocina" (Recuerda, es imposible que nuestros hijos se sientan cómodos al separarse de nosotros si nosotros no lo estamos primero)

Ofrecer una opción, si es posible: "¿Quieres ayudarme a pelar el maíz o prefieres jugar en tu habitación?"

Validar los sentimientos y deseos: "Ah, ya sé que quieres que siga jugando contigo. Veo lo disgustado que estás. Podemos volver a jugar después de cenar."

Incorpora el juego independiente a vuestra rutina, de manera que la separación sea más fácil de aceptar para tu hijo.

Proporcionar a su hijo un espacio 100% seguro y juguetes u objetos para juego abierto.

3. Fomenta el juego que active la mente tanto como sea posible

Cuanto más tiempo pasan los niños en modo pasivo-receptivo, menos capaces y cómodos van a estar jugando de forma independiente. Así que…

Evita el uso de la pantalla o mantenerlo al mínimo

Ofrece juguetes y objetos simples que contribuyan a juegos más creativos y activos

En lugar de ofrecer actividades de juego específicas, espera a que los niños inventen el suyo propio

No tengas miedo del aburrimiento

Deja que lo que los niños elijan hacer (o no hacer) sea "suficiente"

Recuerda estas reglas de oro de la paternidad:

Cuanto más hagamos (o hagan los juguetes) ...

    menos hará nuestro hijo,
    más creerá nuestro hijo que nosotros (o los juguetes) tenemos que hacer por él,
    menos seguro, capaz, creativo y realizado se sentirá.

Más información como esta en los libros de Janet Lansbury ¡ahora traducidos al castellano!:

                      


Nosotros hemos intentado fomentar el juego independiente en nuestro hijo. Hemos favorecido siempre juguetes para juego abierto, sin ninguna función establecida para fomentar el pensamiento creativo. Hasta ahora, con 30 meses, se le da bastante bien entretenerse solo, pero esto no significa sin compañía. Lo normal todavía es que reclame nuestra presencia, pero normalmente no necesita que hagamos nada más que estar con él. Tiene días y momentos en los que es capaz de entretenerse por un largo rato sin necesidad de que estemos con él, pero aún no es algo regular.

Jugando con los Picasso Tiles y la mesa de luz
De todas formas he de admitir que no hemos seguido a rajatabla las indicaciones de Janet: nosotros hacemos uso, limitado, de pantallas; no tenemos un lugar del SÍ totalmente preparado para él; a veces caemos en liderar nosotros el juego, especialmente si es con algún juguete nuevo que nos gusta a nosotros casi más que a él, como con los bloques magnéticos que hemos comprado hace poco y que se han convertido en el mejor juguete del mundo para nosotros (Prometo hablaros de estos bloques próximamente, porque son un regalo de navidad genial). La gente que sigue a rajatabla los principios de RIE dan testimonio de niños pequeños que se entretienen solos durante 30 minutos perfectamente, algunos incluso durante horas. Así que estoy convencida de que sus indicaciones dan resultado.

Si alguno de vosotros decide aplicar estos pasos en su crianza y ve algún avance en la capacidad de sus hijos para entretenerse solo, ¡contádmelo! Me encantará leer que de alguna manera he aportado mi granito de arena.





Quiero seguir formándome para poder ayudaros más y mejor pero los cursos de crianza son muy caros. Si te ayudan mis posts y quieres que siga trayendo contenido de calidad, ahora puedes ayudarme haciendo una pequeña donación. ¡Muchísimas gracias!


Si tienes alguna pregunta o comentario que hacerme, o si tienes algún truco o sugerencia más que quieres aportar puedes hacerlo a través del blog, de la página de Facebook o de la cuenta de Instagram. Y si te ha gustado la entrada o crees que podría ayudarle a alguien que conoces COMPARTE.


¡Mil gracias por leerme!

¡Feliz Crianza!

1 comentarios:

  1. Hola!! Me pareció genial tu atículo, solo tengo una pregunta por que el artículo habla de niños mas grandes, tengo un niño de 3 meses, como puedo irle educando para que no sea muy dependiente de mi?? Yo hago elcolecho con el, duerme conmigo pero en el dia no pueo pasar a su lado todo el tiempo y quisiera evitar su sufrimiento a futuro. Gracias de antemano!!

    ResponderEliminar

¡No te pierdas nada! ¡Suscríbete!

Suscríbete al boletín para recibir lo último en tu correo electrónico

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Mis artículos de crianza favoritos Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template