martes, 18 de abril de 2017

¡Menos mal! Es normal. Guía de desarrollo infantil por edades (Parte 3 - 7 a 11 años)

Muchas veces nos preocupamos por comportamientos de nuestros hijos que son perfectamente apropiados a su edad. Nos los imaginamos comportándose igual con 18 años y nos tiemblas las piernas. A eso se le llama criar desde el temor y es lo menos productivo del mundo.Criar desde el temor nos hace estar en guardia permanente, nos hace preocuparnos por cosas relativamente pequeñas, nos hace reaccionar de forma exagerada, nos impide responder de forma adecuada, nos dificulta ver más allá y sobre todo nos impide CONFIAR.

Para mí siempre ha sido importante tener ciertos conocimientos sobre el desarrollo infantil, para saber qué es normal y qué no, qué debe preocuparme de verdad, y qué es simplemente parte del aprendizaje que supone crecer. Unos de los posts que suelo revisar cuando quiero refrescarme la memoria sobre si algo es normal o no, es este de la web Hey Sigmund, una web de psicología con una base científica muy sólida, que describe lo que es normal por edades desde el nacimiento hasta la adolescencia. Puede que os suene porque ya traduje anteriormente de esta web el artículo "Enseñar a nuestros hijos cómo funciona el cerebro". En este caso, voy a utilizar varias fuentes, el post que mencionaba antes de la web de Hey Sigmund, que se llama "Phew! It’s Normal. An Age by Age Guide for What to Expect From Kids & Teens – And What They Need From Us", y este documento y este otro de la web likesidelink.com redactados por Diane Wagenhals que detallan lo esperable de las etapas de desarrollo desde los 18 meses hasta los 5 años, y desde los 6 hasta los 16 años  respectivamente, resumiendo la información recogida en los libros de la Dra. Louise Bates Ames, del Instituto Gesell para el estudio del Desarrollo Humano. Como va a ser mucha información, voy a dividirlos en 4 posts: 0-3 años, 4-6, 7-11, 12-16. Como siempre, la traducción está realizada por mí, que no soy traductora profesional, así que tendréis que disculpar cualquier fallo que tenga.

Por supuesto, esta información es meramente orientativa, no todos los niños se desarrollan igual, al mismo ritmo, ni de la misma forma. Por eso mismo es recomendable leer también las características de las edades que están en torno a la de tu hijo. Lo importante es fijarse que el niño va progresando en las etapas, aunque sea a un ritmo más lento que otros niños. También hay que tener en cuenta que hay etapas de equilibrio y etapas de desequilibrio, que típicamente suceden en torno a los 1/2 años. Es decir, en torno a los 2 años estarían en una etapa de equilibrio, y en torno a los 2.5 años en una de desequilibrio, que volvería a pasar a una etapa de equilibrio según el niño se acercara a los 3, para volver al desequilibrio a medida que se acerca a los 3.5 años. Y continuar así en ese vaivén continuo aproximadamente hasta la crisis de la mediana edad, allá por los 50 años...


Y por supuesto, como siempre, cualquier duda seria a cerca del correcto desarrollo de vuestros hijos, mejor consultarlo con su pediatra.

Sin más que decir, vamos allá con las características de los chicos y chicas de 7 a 11 años, que son los que nos ocupan en el post de hoy.




Siete años de edad.

  • Podría mostrar tendencia a quejarse, generalmente sobre sus padres o las reglas, pero también sobre amigos y otros niños.
  • Se sentirá incomprendido por muchos.
  • Puede ser dramático sobre la escuela, los amigos o la vida en general.
  • Intentará usar palabras para hablar de cómo se siente, pero puede que se sienta frustrado y se enfade cuando está disgustado.
  • Será cada vez más consciente de lo que piensan los demás.
El apoyo que necesitan.
  • Escucha y valida lo que están sintiendo pero sabiendo que no es necesario que soluciones sus problemas.
  • Hablad sobre cómo podría resolver las cosas que le causan problemas. Dale el espacio y el estímulo para aportar sus propias ideas.
  • No te dejes llevar por su dramatismo.
  • No pienses inmediatamente que las cosas son un desastre porque esté diciendo que lo son. Quédate con lo positivo.


7 años (desequilibrio)
  • Edad de repliegue emocional (puede llegar a ser extrema): se aparta; se calma; da muchas vueltas a las cosas; está de mal humor; serio; pensativo; distraído; procrastinador (deja las cosas para más tarde); fácilmente distraído; no presta atención porque está pensando en sus cosas.
  • Le encanta discutir pero acepta las soluciones
  • Difícil de satisfacer
  • Piensa que los demás son: malos, odiosos, antipáticos; siempre metiéndose con él o ella; piensa que no cae bien a la gente 
  • Puede contar historias de que alguien le trata mal
  • Mayor preocupación, se preocupa por todo: de que no va bien en la escuela; huracanes; guerra; que la familia no tendrá suficiente dinero; la gente que él o ella ama morirá
  • Cualquier dolor o malestar importante puede ser interpretado como una enfermedad mortal
  • Muchos temores: Llegará tarde a la escuela; La oscuridad
  • Ha superado algunos temores previos como el dentista o la natación
  • Malhumorado, taciturno, melancólico
  • Voluntad para atacar situaciones de miedo
  • Se cree afortunado
  • Cree que los padres quieren más a los otros niños de la familia que él o ella
  • Fácilmente decepcionado
  • Puede ser un buen oyente y un buen estudiante
  • Adora pensar, observar y reflexionar
  • Puede que hable consigo mismo frente al espejo
  • No responde bien al humor
  • Persevera una vez inicia una actividad
  • Menos egoísta pero muy absorto en sí mismo
  • Le gusta tener una habitación propia a la que poder retirarse
  • Quiere tener un lugar para sí mismo: en la mesa; ser conocido como bueno en la escuela o en casa
  • No le gusta que lo toquen o vean sin ropa
  • Establece altos estándares para sí mismo: Quiere notas y trabajos perfectos; borra mucho; se retira de los conflictos
  • Le gusta planear sus propios días
  • Su control sobre el cuerpo, los pensamientos y su temperamento va en aumento
  • Se lleva bastante bien con la madre: Quiere que ella lo apoye. Quiere su empatía. Está orgulloso de ella
  • A menudo pregunta, "¿Por qué tengo que hacerlo?" y "¿por qué debería?"
  • Puede ser indulgente
  • Los chicos especialmente admiran a los padres, algunos los "idolatran"
  • Adora participar en deportes
  • Hermanos: Peleas con los hermanos. Se lleva mejor con hermanos mucho mayores y mucho menores. Con hermanos cercanos en edad, las cosas "No son lo suficientemente justas". Disfruta de excursiones familiares
  • Amigos: Menos chivarse unos de otros; pueden que vayan varios contra uno; no quiere que otros se rían de él
  • Sexo: Algunos no parecen notar diferencias de sexo. Algunos son muy románticos.  Algunos, especialmente los niños, son más hostiles hacia el sexo opuesto. (Nota: ese "especialmente los niños" y el hecho de que están basados en estudios de los 80 me hace pensar que no es precisamente algo característico de los niños en sí sino de cómo se les cría en el estereotipo clásico de la masculinidad)
  • Maestros: Puede idolatrar a un maestro o maestra. Puede tener un enamoramiento de un maestro. Con frecuencia pide permiso para hacer tareas. Quiere ser especial. En casa, puede que se queje mucho sobre la escuela. No es un buen mensajero para traer notas de la escuela. Puede dar un "regalo" al maestro que en realidad es algo que pertenece a la madre
  • Le gusta la comida sencilla
  • Dormir: Menos historias sobre sueños. La mayoría de los sueños son sobre sí mismo. En sueños, a menudo vuela y flota. Tiene sueños sobre situaciones embarazosas
  • Salud física: Menos resfriados y dolores de estómago. Más dolores de cabeza. Se frota los ojos. Más quejas de dolor, especialmente de rodilla. Más coordinado. Más prudente
  • Jugar: No tan aventurero. Puede permanecer con una actividad durante mucho tiempo. Puede jugar a juegos competitivos mejor porque ganar no es tan importante. Le gustan los juegos de computadora. Le gusta coleccionar cosas. Ama la naturaleza
  • Entiende mejor el tiempo (que puede ser el porqué hay un aumento en la preocupación por llegar tarde)
  • Las habilidades de lectura están mejorando mucho; Disfruta leer para sí
  • Uso frecuente de: "No puedo"; "Esto es serio"; "Me da vergüenza"; Mucha autocrítica
  • Ética: Intenta estar a la altura de las normas para ser "bueno". Trata de decir la verdad, pero es rápido en poner excusas. Ser justo es muy importante. Puede que coja cosas que realmente no le pertenecen


Ocho años.
  • Querrá que pienses como él y tendrá poca tolerancia para tus diferencias de opinión.
  • Será muy sensible a lo que piensas de él.
  • A menudo discutirá con la madre.
  • No habrá mucho gris. Las cosas serán negras o blancas, correctas o incorrectas, buenas o malas.
  • Esta tendencia a pensar en términos absolutos podría causar pequeños problemas con las amistades. Consuélate de saber que el suyo no será la única persona pequeña que tiene dificultades con esto. Estarán bien - esta es la parte donde aprenden acerca de las amistades y cómo llevarse bien con la gente.
El apoyo que necesitan.
  • Cuando estés alabando su buen comportamiento, se claro sobre qué es lo que ha hecho.
  • Evita discutir siempre que puedas. Con su pensamiento blanco y negro, una discusión sólo significa que alguien tiene razón (ellos) y alguien está equivocado (tú). En su lugar, pídeles que expliquen su punto de vista y anímalos a ver las cosas desde diferentes ángulos.
  • Pasad mucho tiempo juntos para consolidar la relación ante el distanciamiento que viene en la adolescencia.


8 años (equilibrio) 
  • Los niños y niñas de ocho años tienden a ser: Extrovertidos. Expansivos. Animados. Exigentes.
  • Evaluativos: Duros consigo mismos en cuanto a los errores. Muy sensibles a la crítica de otros. Pueden desplazar rápidamente la culpa a otros cuando ataquen a alguien (verbal o físicamente). Ruidoso. Rudos. Despreocupado. Dejado. Soñador.
  • Ansioso por enfrentar desafíos: puede sobreestimar sus habilidades. A menudo alardea de algo y luego viene con excusas para no hacerlo 
  • Hambre de alabanzas (puede auto criticarse para conseguirlo) 
  • Le gusta negociar 
  • Es propenso a los accidentes 
  • Es más sensible que a los siete 
  • Alta energía: Rápido; camina rápidamente; Habla rápidamente; Come rápidamente; Lee rápidamente; Puede cambiar fácilmente de una actividad a la siguiente 
  • Puede acercarse a extraños con más confianza 
  • Quiere expandir los límites del espacio personal 
  • Puede expresarse a través de emociones como el asombro y la curiosidad 
  • Más consciente de la naturaleza y los procesos naturales 
  • Ama hablar: puede ser muy dramático; a menudo exagera 
  • Le gusta jugar a las peleas y juegos ruidosos 
  • Está mejor coordinado 
  • Las relaciones son cada vez más importante: aumenta la curiosidad por aprender cómo funcionan las relaciones de quienes lo rodean. Siente curiosidad acerca de todo lo que esté pasando en la familia. Quiere estar seguro de la relación de los padres está funcionando. Es rápido en darse cuenta de las actitudes y los valores de los padres. 
  • Es más consciente de sí mismo 
  • Puede decir la hora mejor pero puede ser más descuidado que durante la etapa más ansiosa de los siete años. 
  • Madre: tiene una relación más intensa; es muy posesivo; está muy en sintonía con ella; quiere toda su atención, incluyendo constante conversaciones; quiere que ella juegue juegos de mesa con él; quiere complacer a la Madre; quiere ayudarla a satisfacer sus necesidades 
  • Padre: la relación no es tan intensa como con Madre; puede ser menos abiertamente cariñoso; puede que haga caso al padre mejor que antes; puede que haga más caso a las indicaciones del padre que de la madre. (Nota: puede que haya aquí también un componente de la crianza tradicional en la que el padre era más severo y los niños tendieran a hacerle más caso que a la madre)
  • Hermanos: Quiere su parte y los mismos privilegios que tengan sus hermanos. Necesita instrucciones específicas y mucho aliento al cuidar y jugar con hermanos menores. Puede ser demasiado estricto si cuida de un joven menor. Puede sacar sus frustraciones hacia otros con sus propios hermanos
  • No es bueno tomando iniciativa, pero una vez que empieza, necesita algo de libertad para hacerlo a su manera
  • Debido a que la atención se desplaza tan rápidamente, puede que diga "¿qué?" mucho
  • Amigos: Tiene más amigos de los que tenía anteriormente. Quiere una buena relación de dos vías. Está más dispuesto a cooperar y llegar a acuerdos. Puede meterse con cualquier niño que considere un outsider. Juega más con niños del mismo sexo. Inicio de "clubes secretos". Algunos de ocho años de edad tienen muchos amigos, otros sólo uno o dos
  • Comiendo: Aumento del apetito. Va a comer más nuevos alimentos. Está influenciado por cómo huele el alimento
  • Duerme bien
  • Ropa: Descuidado. Arroja ropa al suelo. Está cada vez más interesado en las marcas y en ir a la moda
  • Salud: Tiende a ser más saludable. Cuando está enfermo, se recupera rápidamente. Cuando está disgustado, puede tener dolores de estómago. Cuando está demasiado excitado, puede tener dolores de cabeza. Puede que se queje mucho de los ojos
  • Menos comportamientos tensionales: Necesita ir al baño cuando está estresado
  • Extremadamente interesado y preocupado sobre posesiones: Le gusta adquirir, intercambiar, arreglar y presumir sobre posesiones. Ama el dinero
  • Ética: Tiene una mejor sensación de lo bueno y lo malo y correcto e incorrecto. Más capaz de atender a razones. A veces puede asumir la responsabilidad de su errores. La veracidad aún no es un punto fuerte, especialmente debido a su tendencia a exagerar y dramatizar
  • Sexo: Aumento del interés en los bebés. Mayor curiosidad por la vida, el sexo y la matrimonio. Cambia el interés sobre el sexo opuesto. Los chicos pueden reconocer y admirar a las "chicas guapas"; Las niñas pueden reconocer y admirar "chicos guapos". Puede ocurrir algún juego sexual. Especialmente los chicos pueden interesarse en los chistes y las conversaciones picantes. 
  • Leyendo: A los seis y los siete, los niños aprenden principalmente a descodificar - esto se considera la primera etapa. A los ocho, están comenzando la segunda etapa de lectura en la que pueden consolidar lo que aprendieron en la primera etapa y están listo para confirmar lo que ya conocen. No están tratando de obtener nueva información
  • Pensando: Según Piaget, las edades de siete a once se denominan "operaciones concretas". Este es el comienzo del pensamiento abstracto. Los niños son menos egocéntricos. Los niños pueden aplicar la lógica simple a una llegada conclusiones. Los niños pueden razonar deductivamente. Los niños pueden clasificar


Nueve años de edad.
  • Los amigos empezarán a ser más importantes que los padres, y esto continuará durante la adolescencia.
  • Lo que sus amigos piensan comenzará a ser cada vez más importante.
  • Se estrechará el campo de la amistad por tener amistades más estrechas, pero en menor número.
  • Compartirá chistes y secretos con amigos.
  • Empujará contra reglas y direcciones y puede faltarte al respeto.
  • Podrá ser cariñoso y juguetón pero también desarrollará la capacidad de ser egoísta, argumentativo y abrasivo.

Qué hacer.
  • Proporcionales oportunidades de independencia y para que tomen sus propias decisiones.
  • Evita ser demasiado mandón o directivo.
  • Anímalos a que empiecen a pensar en las cosas desde otro punto de vista, "¿Qué diría fulanito sobre eso?" "¿Cómo crees que se sintió cuando eso sucedió?"


9 años (desequilibrio)
  • Esta es una época marcada por diferencias más individuales. Por lo tanto, es una época más difícil describir y predecir. Por ejemplo: Algunos tienen sentimientos fuertes sobre la familia, otros parecen indiferentes. Algunos aman el dinero, otros no parecen importarle. Algunos gastan todo su dinero, otros lo acumulan. Algunos son hábiles con sus manos, otros no. Algunos aman los deportes, otros no están interesados. Algunos están fascinados con programas de televisión violentos, juegos, otros no son y a veces incluso les resultan ofensivos o molestos. Algunos son buenos comedores, otros no. Algunos tienen pocos o ningún problema de sueño, otros tienen muchos. Algunos pasan por actividades o tareas a gran velocidad, otros mucho más lentamente
  • El comportamiento general se describe como desigual, inesperado, impredecible
  • A veces los padres describen a los niños de nueve años como "en una niebla", "como aturdidos", "en otro mundo"
  • Una etapa algo interior, en la que los niños son más reflexivos, pero no tan descontentos como a los siete años: Puede que dibujen las cosas mucho más pequeñas como reflejo de estar más "hacia adentro". Puede acercarse mucho para escribir lo que también puede ser un reflejo de estar más introspectivos
  • Puede tener grandes cambios de humor
  • Es más independiente, auto-motivado
  • Se puede confiar más en él
  • Es más capaz de razonar las cosas
  • Está menos dispuesto a compartir detalles de su vida con los padres
  • Se preocupa más, más ansioso, más retraído, menos seguro, menos rápido que los  ocho años típicos
  • Tiene varios y numerosos intereses: ama a coleccionar cosas. Disfruta coleccionar tanto en cantidad como en calidad. Puede mantener las colecciones ordenadas y organizadas
  • Completar una tarea es muy importante: Está dispuesto a atacar lo nuevo y lo difícil. Puede planificar cuidadosamente su enfoque de un proyecto o actividad. Le gusta elaborar un proyecto. Le gusta completar cada detalle. A veces puede agotarse a sí mismo tratando de que todo termine satisfactoriamente. Puede tener problemas para encontrar el tiempo para hacer todo lo que él o ella ha planeado. Los chicos pueden parecer casi obsesionados con el logro de sus metas, especialmente si hay una presión de tiempo.
  • Hace evaluaciones más nítidas y más detalladas de las cosas, nota diferencias sutiles en las cosas, en las emociones
  • Está dispuesto a hacer algo una y otra vez para ser competente en ello
  • Muestra mucha crítica social y autocrítica. No aceptará un cumplido si él o ella piensa que no es totalmente merecido
  • Le gusta saber cuanto cuestan las cosas
  • Puede ignorar lo que le pedimos que haga a menos que tengan sentido para él o ella
  • Se queja y da excusas para no hacer tareas, como tener alguna dolencia física súbita (le duelen los ojos así que no puede leer, le duele el estómago así que no puede limpiar el desorden) Estas quejas pueden ser legítimas, es decir, el dolor es real, pero suele ser temporal
  • Le gusta hacer listas de verificación, le gusta clasificar, identificar y categorizar información
  • Le gusta entender cómo se clasifican otras cosas, como los distintos rangos militares, marcas de automóviles y modelos, tipos de aviones
  • Menos culpabilizar a otros
  • Los comienzos de la conciencia pueden verse: Es más capaz de asumir la responsabilidad de sus acciones y errores. Puede ser más justo. Está muy interesado en determinar lo que realmente es justo. Está especialmente interesado en "¿Quién empezó?"
  • Le encanta hablar de cosas; Es menos hablar simplemente por escuchar su propia voz
  • Menos exageraciones grandes, fantasear, contar historias
  • Está ansioso por agradar, quiere ser querido, ama ser elegido, trabajará por un favor, se nutre de elogios
  • Demuestra más desdén y rechazo por el sexo opuesto
  • Puede ser impaciente y templado, puede tener enfados explosivos, pero se le pasan rápidamente
  • Puede resultarle difícil permanecer sentado en la escuela; A menudo tamborilea con los dedos, tararea, canta, silba, susurra
  • Gran porcentaje de niños de nueve años informan que conocen a niños que fuman, beben, han probado drogas
  • Menor creencia en cuentos de hadas y magia, aunque puede ser muy supersticioso
  • Tiene a mostrarse pragmático ante la muerte
  • Puede ser un amigo leal y devoto: Está dispuesto a pasar por alto pequeños errores. No quiere herir a otros. A los chicos les gusta "correr, gritar". Las chicas son más tranquilas, les gusta reírse y susurrar. Las niñas y los niños tienden a estar fuertemente orientados hacia un grupo, omo ser miembros de un "club"
  • Con respecto a las relaciones familiares: Se aleja de la preocupación anterior por la madre. No tiene tanto interés en sus comentarios o compañía. Los chicos están a menudo de mal humor alrededor de ella y con frecuencia le echan la culpa a ella. Los niños pueden resentir sus esfuerzos para hacerlos aseados y limpios. Es difícil para algunas madres dar un paso atrás y apreciar su nueva independencia. Puede tener un creciente respeto por el padre, por la profesión del padre. Los chicos entran especialmente en una nueva relación con su padre basada en intereses compartidos. Puede cuestionar que los padres tengan siempre razón y tengan todo el poder. Puede cuestionar las reglas. Puede parecer que está alejándose del círculo familiar. Puede oponerse a ser llamado, "Mi nijo" o "Mi niña". Puede que no le guste hablar sobre cuándo era más joven. Puede que no quiera ser reconocido en público por un padre
  • Hermanos: Puede que se lleve mejor que antes con los hermanos. Está orgulloso de los hermanos mayores. Capaz de responder bien a los hermanos más jóvenes, especialmente si se les da cierta responsabilidad para cuidar de ellos
  • Normalmente tiene una buena relación con los abuelos y puede apreciar todo lo que hacen con respecto al desarrollo de la mente:
  • Las habilidades aprendidas en los tres primeros cursos de primaria son ahora practicadas y refinadas
  • El cerebro fortalece sus habilidades de aprendizaje
  • El aprendizaje de la lectura se sustituye por la lectura para aprender
  • Le encanta absorber información y memorizar hechos
  • Tiene problemas parafraseando y explicando los significados reales
  • Piaget llama a esta edad (entre 8 y 11) el momento para el pensamiento operativo concreto, donde un niño está empezando a pensar abstractamente: Puede reconocer las opiniones de los demás. Puede corregir las primeras impresiones incorrectas mediante el uso de la lógica


De diez a once años.
  • Los berrinches de la niñez se calmarán ahora. Disfrútalo porque la adolescencia ha oído que te estás relajando y está de camino.
  • Podría todavía discutir sobre las reglas y la necesidad y los detalles de ellas.
  • Tratará de explicar el mal comportamiento mediante excusas y justificaciones. Ellos lucharán duro para encontrar la laguna en la regla.
  • Las promesas se vuelven importantes y se acordarán de TODO - excepto cuando es su turno de sacar la basura.
Qué hacer.
  • No hagas promesas que no puedas cumplir. 
  • Evita discutir con ellos siempre que pueda. A menudo tienen un argumento para todo. Escucha lo que tienen que decir, toma tu decisión y luego retírate de la discusión.
  • Deja que empuje contra ti de manera segura - déjale intentar cosas diferentes, expresar sus propias opiniones, y tomar sus propias decisiones cuando sea apropiado.
  • Aprende dónde están tus límites y estate preparado para establecer límites o consecuencias cuando toman una mala decisión. Deja que las consecuencias naturales sucedan o establece consecuencias lógicas sobre su comportamiento, no sobre quiénes son.


10 años (equilibrio)
  • Época amable, relativamente relajada del niño. Asimila, consolida y equilibra sus destrezas y habilidades.
  • Sincero, natural, acepta la vida y el mundo tal y como son con libertad y facilidad de dar y recibir.
  • Un tiempo de equilibrio del desarrollo.
  • Aficionado a la casa y leal a ella.
  • Muy ligado a la familia.
  • La madre tiene un prestigio especial.
  • Se lleva bien con el padre.
  • Puede ser muy afectuoso con los hermanos menores, incluso con las mascotas.
  • Cariñoso con los amigos.
  • Le gusta estar en grupos, clubes, pandillas.
  • Tolerante y no exclusivo en cuanto a la pertenencia a estos grupos.
  • Le gusta la escuela, le gusta aprender y acepta una cantidad razonable de tareas sin resentimiento.
  • Le encanta hablar, es bueno para memorizar.
  • Le encanta la actividad física - deslizarse, correr, escalar, saltar.
  • Fuerte sentido moral del bien y del mal - énfasis en descubrir lo que está mal.
  • Actitud pragmática sobre cuestiones filosóficas: vida, muerte, deidad, tiempo, cuestiones espaciales.
  • No centrado en sí mismo, sino consciente de una conciencia.
  • Relajado, casual (en lo que antes se mostraba intenso y con dificultades)
  • Menos canalizado, más relajado, ecléctico, menos ambiguo


11 años (desequilibrio)
  • Marca el inicio de la adolescencia con la aparición de nuevos patrones y nuevas intensidades
  • Inquieto, investigador, hablador
  • Se menea mucho (no porque se sienta incómodo, sino porque quiere estar en movimiento).
  • Cada vez más hambriento - tiene apetito por vivir experiencias, tanto como de alimentos.
  • Autoasertivo, inconsciente de los demás a menudo llamado "grosero y difícil".
  • Impulsivo, cambiante.
  • Las emociones necesitan pasar por un periodo de crecimiento y organización ya que están en el comienzo de la adolescencia.
  • Picos de intensidad - pueden volar a la ira - explotar a carcajadas - oleadas de estados de ánimo.
  • Los estados de ánimo y las emociones se elevan con rápidos crescendos.
  • Ruidoso
  • Puede entrar en una habitación amenazando
  • Los padres necesitan equilibrar las reacciones y no ser ni demasiado sensibles ni demasiado indulgentes.
  • Nuevos comportamientos reflejan la inmadurez de nuevos desarrollos emocionales - hay una cualidad de inocencia e ingenuidad sobre su alta emotividad.
  • Puede tener demasiado calor o demasiado frío ya que incluso el cuerpo se pone inestable.
  • Fluctúa entre extremos.
  • Se fatiga fácilmente.
  • Eufórico.
  • Curiosidad por todo. Inquieto.
  • Extrovertido y amigable.
  • A menudo, se comporta mejor cuando está lejos de casa.
  • Todavía tiene un fuerte apego a su hogar.
  • No se aísla.
  • Tiene talento para la alegría y la risa, entusiaste.
  • Interrupciones constantes.
  • Pelea con los hermanos
  • Se rebela contra los padres
  • Se resiste a las tareas impuestas
  • La ineptitud de su comportamiento puede ser achacada a la pura inexperiencia.
  • Más adeptos a un desafío que a una respuesta - establece resistencias desafiantes para obtener respuestas que proporcionan algo contra lo que luchar.
  • Puede ser muy crítico con los padres. Exceso de búsqueda de fallos, argumentatividad, insultos, gritos, contestar y grosería - más crítico del padre.
  • No le gusta que los maestros griten.
  • Puede mostrar gran concentración al trabajar competitivamente con un grupo contra otro.
  • Pensamiento concreto y específico.
  • Ecléctico en lugar de reflexivo.
  • Muy curioso.
  • No es consciente de cómo lo ven otros.

Y con esto dejamos los años de la adolescencia pura y dura para el último post sobre el desarrollo infantil. Es interesante ver como algunas cosas que pensamos que son partes de la personalidad de los niños, como la introversión o el desorden, son también rasgos que fluctúan según van atravesando las diferentes etapas. Un niño de siete años más despistado, ansioso, introvertido, que se aísla, puede dar paso perfectamente a una versión de sí mismo más extrovertida, alegre y relajada si dejamos que el desarrollo siga su curso sin dramatizar y sin etiquetar. Los niños van explorando diferentes versiones de sí mismos, explorando, conociéndose a sí mismos y a quienes les rodean, y sabiendo esto les permitimos la libertad de hacerlo sin ningún tipo de connotación negativa. Corrigiendo cuando hagan algo que no deban, pero sin dramatizar temiendo que eso que hace ahora sea muestra de cómo va a ser siempre.

Y recordad que mientras más mayores son más difícil es establecer características comunes porque las experiencias que también van dando forma a su manera de actuar y de comportarse varían enormemente. No esperéis que se den todas las características en todos los niños por igual. Recordad que estas descripciones se elaboraron en base a miles de entrevistas con familias allá por los 70-80, así que puede que algunas de las características que recoge estén ahora ya un poco descontextualizadas. Aún así, es de lo mejor que se ha publicado en desarrollo infantil. El próximo día terminaré posteando la guía de desarrollo con la última parte de los 12 a los 16 años. Espero que os esté resultando útil.


Quiero seguir formándome para poder ayudaros más y mejor pero los cursos de crianza son muy caros. Si te ayudan mis posts y quieres que siga trayendo contenido de calidad, ahora puedes ayudarme haciendo una pequeña donación. ¡Muchísimas gracias!


Si tienes alguna pregunta o comentario que hacerme, o si tienes algún truco o sugerencia más que quieres aportar puedes hacerlo a través del blog, de la página de Facebook o de la cuenta de Instagram. Y si te ha gustado la entrada o crees que podría ayudarle a alguien que conoces COMPARTE.


¡Mil gracias por leerme!

¡Feliz Crianza!

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡No te pierdas nada! ¡Suscríbete!

Suscríbete al boletín para recibir lo último en tu correo electrónico

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Mis artículos de crianza favoritos Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template